Olvídate del paraguas: te ofrecemos alternativas

"En abril aguas mil" dice el refrán. Y lo cierto es que, para los que estéis en España, esto está siendo bastante verdad en lo que llevamos de mes (vale, solo llevamos tres días de mes, pero con un porcentaje menor se hacen las audiencias de la tele) y con la lluvia vienen algunos engorros estilísticos como tener que cuidar con detalle el calzado, asumir que tu pelo alisado quiere ser Diana Ross y que no vas a poder hacer nada por arreglarlo o el más temido de todos: el paraguas.

Porque seamos sinceros ¿hay algo más incómodo que un paraguas? Te hace chocar contra todo, se da la vuelta si hay viento y te hace parecer un poco imbécil, cuando entras en las tiendas no sabes qué hacer con él, te mojan las bolsas, tienen una facilidad tremenda para ser olvidados... todo desventajas. Sin embargo, a pesar de que la sociedad evoluciona, ahí seguimos, erre que erre con mantener ese arcaico invento que nos condiciona la vida. Por eso, desde CalamityCool os vamos a proponer una serie de alternativas mucho más prácticas que solo necesitan de la aceptación social para que puedan convertirse en tendencia y podamos dejar atrás, de una vez por todas, esos malditos inventos con varillas.

 Chubasquero 

Parece algo obvio, pero todavía no soy capaz de sentirme cómodo cuando voy con el chubasquero por la calle con la capucha puesta. Es como si la gente pensara que llevo un garfio y voy a matar a gente como en 'Sé lo que hicisteis el último verano' o que me voy a arrancar a rapear como Eminem. Nada más lejos de la realidad, señores con paraguas, solo quiero resguardarme de la lluvia. Hace un par de años Pull&Bear ayudó un poco poniendo de moda los chubasqueros amarillos de Capitán Pescanova, pero todavía queda mucho camino que recorrer para que la sociedad acepte por completo a alguien con chubasquero.

 Sombrero de ala ancha 

Vale que si llueve mucho mucho tampoco te va a salvar la vida, pero para lloviznas es perfecto. Además la gente ya ha empezado a aceptarlos después de que Saint Laurent los pusieran el foco de la industria y American Horror Story los llevara al público general (un caso azul cerúleo de manual). Gracias a eso ahora los puedes encontrar en H&M y, además de no mojarte, serás el más molón de la calle.

 Una bolsa 

Esto en realidad no lo recomendamos, pero nos hacía mucha gracia poner la foto de alguien con una bolsa de plástico en la cabeza. Ya está, podéis continuar leyendo.

 Sombrero-paraguas 

Paraguas sombrero

No entendemos por qué esto no se ha hecho más popular y se ha quedado como un artilugio para parecer tonto. Claro, que la chica de la foto no ayuda demasiado. El sombrero paraguas tiene todas las ventajas del mundo: no se puede dar la vuelta, no te despeina porque va sujeto a tu frente (de hecho protege tu peinado más que paraguas, a menos que lleves el pelo a lo afro), es baratísimo (6€ aquí) y te protege hasta los hombros. Quizá si dejaran de hacerlos de colores como si fuera un artículo de broma podrían erigirse como la alternativa definitiva al odiado paraguas.

 Nubrella 

Nubrella, cuyo único problema es que da hambre porque su nombre recuerda a Nutella, es el futuro. Vale que es un poco aparatoso, pero nada te va a proteger más de TODO. Imaginad salir a la calle en enero bien temprano con el frío polar y tener la cabeza entera metida en un invernadero como si fuerais tomates en El Ejido. Se sujeta como si fuera una mochila y además tiene varias posiciones, para cubrirte la cabeza entera, para que solo tape por arriba, para que proteja del sol... Y además no es caro, por menos de 50€ puedes tener uno. Si lo anunciaran en la teletienda, vuestros padres ya tendrían uno.

 Mochila con paraguas 

Paraguas mochila

En realidad hay dos opciones, en la que el paraguas viene ya integrado en la mochila y otra que es una especie de soporte para ponerlo en la mochila que tú quieras (no vale para mochilas de lesbianas, tienen que ser mochilas robustas). Es una alternativa un poco cutre, más que nada porque tampoco nadie tiene la necesidad de ir todo el día con una Eastpack por la calle, por muy bonitas que sea. Ni Pocholo. Y por otro lado porque el momento viento se vuelve muy peligroso cuando el paraguas va enganchado a tus hombros. Imaginad que se da la vuelta, el bochorno hasta que seas capaz de quitártelo y ponerlo bien. Mejor que el paraguas es, pero si podéis optad por algunas de las otras opciones.

 Soporte para hombro 

Lo mismo pasa con estos soportes para hombros que puedes engancharle a cualquier paraguas. Que sí, que es guay tener las manos libres, pero es muy posible que si vives en Galicia acabes con el hombro pelín dislocado, además de que no estoy muy seguro de cuán firme será su agarre.

 Burbujas 

Yo esto lo vi en un capítulo de Los Simpson y desde entonces he querido una. Creo que el problema es que como el aire no se recicla te mueres. Es bastante putada, no os voy a decir que no; pero a mí se me ha ocurrido una idea para que eso no ocurra que no os la voy a decir aquí porque primero quiero patentarlo. En el lado positivo, puedes andar sobre el agua como Jesucristo, que eso siempre queda muy guay hacerlo en las cenas de empresa o en las reuniones de viejos alumnos para demostrar lo que molas. ¿Que las aceras tendrían que medir 10 metros de ancho? Pues sí, pero para eso pagamos nuestros impuestos.

Bueno, qué, ¿nos olvidamos ya entonces de los paraguas?