No solo de flores vive la primavera

Con la llegada de la primavera todos nos lanzamos como locos a por los colores eléctricos, el flúor o los estampados florales ("florals? for spring? Groundbreaking") y es maravilloso porque es el indicativo de que se ya por fin, en cuestión de días, tendremos aquí el verano y con él la playa, el moreno, los dientes blancos cual concursante de 'Supervivientes', las vacaciones, la horchata (que no me gusta, pero ahí está) y todas esas cosas.

Pero en esta fiebre primaveral no podemos olvidar algo que, desde este blog, os venimos recordando como lo más importante a la hora de tener un armario como dios manda: los básicos. Porque igual que el invierno tiene los suyos, las épocas de calor también tienen unos propios: camiseta y camisa blanca, polo en blanco, negro y gris, pantalones en colores neutros, mocasines y prendas de abrigo lisas y básicas que puedan casar con cualquier cosa son imprescindibles.

Porque hay días en los que a uno le apetece vestir como una mamarracha y eso está genial, pero hay otros en los que también hay que dejarle hueco a los básicos. Que por algo lo son.

C&A1a

C&A3aC&A5a C&A2a

 photo CampA_zpsda623b7a.gif

 Todas las fotografías: Javier Domínguez